Destino: América Latina

LLYC
por
3 febrero 2014

América Latina es hoy un destino clave para las inversiones y la internacionalización de las empresas españolas. Este es el punto de partida del artículo de José Antonio Llorente que la revista Con Marca, del Foro de Marcas Renombradas, ha publicado en su número de enero.

José Antonio señala que en los procesos de internacionalización «la gestión y la comunicación de la propia marca» son fundamentales para contribuir a consolidar la reputación de la compañía. «La reputación y la gestión de marca generan valor cuantificable y medible y determinan el éxito en el largo plazo de los modelos de negocio porque son elementos decisivos de sus ventajas competitivas».

«Se puede adquirir y asentar la ventaja competitiva de una compañía a través del relacionamiento con sus grupos de interés que aseguren la construcción, el desarrollo y la protección de un modelo corporativo de reputación», añade José Antonio.

«Hoy, el valor de las marcas se construye teniendo en cuenta el papel de Internet y las redes sociales. Las empresas que cuenten con las herramientas de comunicación –de escucha en primer lugar, y de relacionamiento, en segundo– adecuadas, podrán adelantarse a estos cambios y situarse en una posición de ventaja frente a sus competidores».

«Para la consolidación de la reputación de las organizaciones es necesario también un compromiso ético y con los intereses públicos. Por último, otro punto clave para dicha consolidación en el país de implantación ha de ser, necesariamente, la creación de alianzas o partenariados con empresas o stakeholders locales«.

José Antonio señala que en los procesos de internacionalización «la gestión y la comunicación de la propia marca» son fundamentales para contribuir a consolidar la reputación de la compañía. «La reputación y la gestión de marca generan valor cuantificable y medible y determinan el éxito en el largo plazo de los modelos de negocio porque son elementos decisivos de sus ventajas competitivas».

«Se puede adquirir y asentar la ventaja competitiva de una compañía a través del relacionamiento con sus grupos de interés que aseguren la construcción, el desarrollo y la protección de un modelo corporativo de reputación», añade José Antonio.

«Hoy, el valor de las marcas se construye teniendo en cuenta el papel de Internet y las redes sociales. Las empresas que cuenten con las herramientas de comunicación –de escucha en primer lugar, y de relacionamiento, en segundo– adecuadas, podrán adelantarse a estos cambios y situarse en una posición de ventaja frente a sus competidores».

«Para la consolidación de la reputación de las organizaciones es necesario también un compromiso ético y con los intereses públicos. Por último, otro punto clave para dicha consolidación en el país de implantación ha de ser, necesariamente, la creación de alianzas o partenariados con empresas o stakeholders locales«.

Accede al contenido

Informe anual LLYC 2018

Descubre Revista UNO 32

Consumidores y marcas: una nueva era

Accede al nuevo informe de ideas

Los 100 días de piñera

Queremos colaborar contigo.

¿Buscas ayuda para gestionar un desafío?

¿Quieres trabajar con nosotros?

¿Quieres que participemos en tu próximo evento?