Batalla de narrativas: Un análisis sobre la conversación digital a favor y en contra de las vacunas en la comunidad hispana de Estados Unidos

LLYC
por
13 Maio 2021

Desculpe-nos, mas este texto esta apenas disponível em Espanhol Europeu y Inglês (Eua). Por uma questão de conveniência para o utilizador, o conteúdo é mostrado abaixo no idioma por omissão para este site. Pode clicar numa das ligações para mudar o site para outro idioma disponível.

LLYC ha presentado hoy los resultados de su estudio independiente Tendencias Sobre Vacunas en la Conversación Digital, que analiza más de 2 millones de publicaciones en inglés y español publicados en los Estados Unidos entre noviembre de 2020 y abril de 2021, demostrando la polarización de la población respecto a la credibilidad y confianza en las vacunas.

“A medida que el programa de vacunación se acelera en todo el país, también lo hace la desinformación que lo rodea”, compartió Francisco Márquez, director de la oficina de Washington, D.C., de LLYC y líder del estudio. “En LLYC, somos conscientes de la importancia de los datos para la toma de decisiones dentro de los sectores públicos y privados. Por este motivo, el objetivo del estudio ha sido analizar la amenaza que supone la desinformación en torno a la COVID-19, en todos los ámbitos. Creemos que nuestros hallazgos pueden servir de apoyo para los responsables políticos a nivel regional y federal, así como a las entidades privadas interesadas, para crear estrategias frente a la gran cantidad de desinformación sobre las vacunas en nuestro país”.

El estudio también explora la presencia de la comunidad hispana de Estados Unidos en estas conversaciones, así como los líderes que las conforman. Uno de los hallazgos clave, sin duda, ha sido que mientras la mayoría de los hispanos en Estados Unidos expresaban dudas y miedo en noviembre de 2020 con respecto a la vacuna, gran parte de la comunidad se había convertido en pro-vacunación para abril de 2021. Sin embargo, los que mantuvieron su postura crítica (anti-vacunación) aumentaron su número de publicaciones.

Cabe recalcar que LLYC también encontró una tendencia geográfica en los datos. Los estados con mayor participación en esta conversación fueron California (15,8 por ciento), Nueva York (10 por ciento), Texas (8,6 por ciento) y Florida (6,5 por ciento), siendo curiosamente, los participantes en la conversación de Nueva York los que mayor alcance tienen, con 346,2 millones, más de 100 millones más que los 236,6 millones de California. Estos cuatro estados representaron el 43 por ciento de la conversación anti-vacunación, lo que revela una oportunidad para centrar las estrategias de educación y concienciación sobre vacunación en estas zonas.

Asimismo, el estudio reveló otros aspectos relevantes, entre los que destacan los mitos sociales que se difunden sobre las vacunas contra el COVID-19 existentes, (entre el que destaca el mito de que las dosis alteran el ADN de los receptores); siendo las dos principales macrocomunidades implicadas en la conversación (Pro-vacunación y Anti-vacunación), así como sus múltiples subcomunidades; y el hecho de que los medios de comunicación, los laboratorios de vacunas, las empresas farmacéuticas y las autoridades no desempeñan ningún tipo de papel de liderazgo en esta conversación. En este sentido, es importante destacar que el 33 por ciento de la conversación en Twitter está liderada por sólo 40.000 perfiles que llegan a cientos de millones de usuarios de la plataforma, lo que refleja la importancia de centrar los esfuerzos educativos en estos “perfiles de influencia”.

Los datos del estudio también muestran que los científicos y periodistas individuales lideran la comunidad pro-vacunación en línea, que tiende a apoyar las declaraciones oficiales del gobierno federal y a mostrar una preocupación primordial por las campañas de la comunidad contra la vacunación. Por otro lado, la comunidad anti-vacunación está liderada por periodistas y abogados, y la segunda gran impulsora de la conversación en esta subcomunidad son las mujeres y su preocupación por los efectos secundarios de la vacuna durante el embarazo.

El estudio se realizó utilizando Big Data, Inteligencia Artificial y otras tecnologías de análisis de datos para analizar las relaciones entre las personas y organizaciones que participan en esta conversación digital en sitios de noticias, Twitter, Tumblr, foros y blogs.

Queremos colaborar consigo

Procura resolver um desafio?

Quer fazer parte da nossa equipa?

Quer que participemos no seu próximo evento?