LLYC opta a los Andy Awards con “La última pajita de plástico” de McDonald’s

LLYC
por
30 março 2021

Desculpe-nos, mas este texto está apenas disponível em Espanhol Europeu. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

LLYC está nominada a los International Andy Awards 2021 con su proyecto “La última pajita de plástico” para McDonald ‘s, creado por el equipo de Consumer Engagement de su operación en España. Los ganadores serán publicados el 12 de abril.

David González Natal, Socio y Director Senior de Engagement de LLYC, ha comentado: “Estar por segundo año consecutivo en la shortlist de unos premios tan relevantes como los Andy Awards es un reconocimiento para todo el equipo de LLYC. En este caso, además, lo somos con un proyecto que demuestra que también se puede contar la política de sostenibilidad medioambiental de una gran compañía de una manera diferente, atrevida y notoria”.

The International Andy Awards es uno de los festivales internacionales de publicidad con mayor relevancia y trayectoria. Organizado por The Advertising Club de Nueva York, desde hace 50 años premia la excelencia publicitaria y actúa como antesala y predictor de los proyectos que triunfan durante la temporada de festivales. Formar parte de la shortlist es un reconocimiento importante que refuerza la apuesta constante de la firma por la creatividad.

Sobre el proyecto

La última pajita de plástico

LLYC partió de la propia estrategia de sostenibilidad, de uno de los hitos más importantes que contemplaba el plan: la retirada de las pajitas de plástico. Las pajitas de plástico se habían convertido en un símbolo negativo del cambio climático. Así que se propuso un reto: ¿y si lograra darle la vuelta, y convertir una pajita de plástico en algo valioso, en un objeto de coleccionista? Creó un símbolo histórico, artístico y valioso, e hizo partícipe al consumidor subastando la última pajita de plástico de McDonald ‘s en España.

Para incrementar el valor social de la acción, dotó a la subasta de un fin benéfico: toda la recaudación obtenida por su venta se destinaría a la Fundación Infantil Ronald McDonald. Como si de una verdadera subasta de arte se tratara, certificó ante notario que la pajita pertenecía al último lote recibido de nuestro proveedor, y diseñaron un cuadro enmarcado para la ocasión. Y para que la subasta tuviese la máxima transparencia, en línea con el objetivo global de la acción, organizaron la puja a través de eBay. La subasta se volvió viral, llegando a alcanzar una puja final que superó los 50.000 euros.

Queremos colaborar com você

Qual o seu desafio?

Quer fazer parte da nossa equipe?

Quer nossa participação no seu próximo evento?