LLYC refuerza su posicionamiento como consultora de comunicación de fusiones y adquisiciones (M&A) dentro del Top 20 en Europa en el primer semestre de 2020. Así, el ranking de Mergermarket ha situado a LLYC en el puesto 16 por valor de las operaciones asesoradas, un salto importante frente a los datos reportados en el mismo periodo de 2019 por la agencia de análisis de datos. Pese a reducirse en este periodo el número de transacciones de M&A debido a la COVID-19, la compañía de origen español consigue mejorar su posición y aparecer como consultora de referencia en operaciones multipais al situarse como referente en mercados como Reino Unido y Francia, además de su ya sólida posición en España.

Destaca también su entrada por primera vez en el mercado estadounidense situándose dentro del Top 20 de consultoras de comunicación que asesoran en esta materia. La plataforma Mergermarket ubica a LLYC en el puesto 19 gracias, fundamentalmente, a la venta de la participación mayoritaria de Permira en Duff&Phelps por un valor de 4.200 millones de dólares. Un dato que pone de manifiesto la proyección internacional de la compañía y su apuesta por el continente americano.

Asimismo, LLYC pertenece a la red internacional de Finsbury Glover Hering, consultoría global de comunicación estratégica y asuntos públicos, que lidera el ranking de Mergermarket como número 1 a nivel global, en Europa y en Estados Unidos. Algo que permite garantizar a los clientes de LLYC el acceso a las principales plazas financieras del mercado a través del líder del mercado en cada uno de estas geografías.

Operaciones destacadas

El equipo de LLYC ha participado en el proceso de comunicación de algunas de las operaciones corporativas más relevantes que han tenido lugar en España en el primer semestre del año. Entre las transacciones más destacadas se incluyen algunas que no son recogidas en el ranking Mergermarket como el proceso de reestructuración financiera y posterior ampliación de capital que ha realizado Deoleo o la compra de una participación mayoritaria de OHL por parte del Grupo Caabsa.

LLYC ha resultado ganadora de cinco IPRA Golden World Awards 2020, los prestigiosos premios que otorga la Asociación de Relaciones Públicas Internacionales (IPRA). Desde 1990, estos galardones reconocen cada año la excelencia en la práctica de las relaciones públicas en todo el mundo.

Los proyectos premiados han sido «Invisible Soledad» (BBK) en las categorías Community relations, Integration of traditional and new media y Corporate responsibility; y «Screen Pollution» (Multiópticas) en las categorías Healthcare y Reputation and brand management, ambos desarrollados por el equipo de Consumer Engagement.

David González Natal, socio y director sénior de Consumer Engagement, afirma que en ambos proyectos «hemos buscado enfocar de una manera diferente la comunicación en dos sectores, el de la salud ocular y el de las fundaciones, con estilos muy marcados. Gracias al jurado por reconocer estos dos relatos emblemáticos con varios galardones. Y gracias siempre a los clientes que en ambos casos siguen apostando por nosotros y también a los equipos que hacen brillar las ideas».

El World Travel & Tourism Council (WTTC) estima que el impacto económico de la COVID-19 en la industria de viajes y turismo será cinco veces mayor que el de la crisis financiera de 2008. La destacada aportación del turismo a la economía global (10,3 % del PIB antes de la pandemia) coexiste ahora con una amarga sensación de incertidumbre. Sin embargo, el turismo es una industria resiliente que terminará por recuperarse a partir del trabajo colaborativo, la digitalización y la innovación de procesos. 2020 será sinónimo de aprendizajes, desafíos y reinvención.

Así lo pone de manifiesto un nuevo artículo publicado por LLYC que firman Javier Rosado, socio y director general de la Región Norte, Anel Hernández, gerente de Turismo, y Andrea Echavarría, consultora junior de Turismo de la firma. Estos expertos en comunicación destacan cinco aprendizajes que ya nos ha dejado la crisis:

1. La esperada vacuna. Hasta que no llegue, la transparencia y una adecuada comunicación serán elementos clave para reactivar el sector, teniendo como prioridad la seguridad del viajero.

2. La fidelización del viajero va más allá del tiempo que pasa en el destino. Por ello, aquellos prestadores de servicios turísticos que llevan tiempo trabajando por abarcar todo el proceso del tourist journey a través del fortalecimiento de sus canales de comunicación, han visto un crecimiento considerable en sus comunidades digitales.

3. Hay cambios en los “triggers” emocionales del viajero que debemos conocer. A partir de esta crisis sanitaria es seguro que habrá cambios en los detonantes emocionales que impulsan a la gente a viajar. Una hipótesis es que las personas solo viajarán a los lugares que les permitan sentir protección, seguridad y confort.

4. La digitalización y la sostenibilidad son el presente. La crisis ha acelerado la implementación de la innovación tecnológica y la inteligencia artificial para adaptar la experiencia de viaje a las nuevas dinámicas sociales. Por otro lado, la tendencia de bienestar individual y general ha llegado para quedarse. Los consumidores están centrando sus hábitos de consumo en su salud y la de la naturaleza.

5. La importancia del trabajo colaborativo y la unión multisectorial. La industria ha visto el liderazgo de diversos actores durante esta crisis y, aunque siempre hay una institución que encabeza el lanzamiento de propuestas, estas iniciativas se han posicionado gracias a un enorme esfuerzo colaborativo en el que se han involucrado instituciones supranacionales, gobiernos nacionales, estatales y locales, así como la iniciativa privada.

El artículo también pone de manifiesto que el nuevo tourist journey estará marcado por cinco desafíos a los que tendrá que hacer frente:

1. Protocolos sanitarios. Cómo, cuándo y con qué se van a desinfectar las áreas de los distintos servicios turísticos; así como las adecuaciones en las infraestructuras para respetar y garantizar la sana distancia. Los viajeros querrán tener certeza de que las instalaciones están limpias y libres de contagio.

2. Medidas preventivas y de atención médica en los destinos. Será importante monitorear la salud de las personas que ingresen al destino. Además, los viajeros querrán saber qué tipo de atención médica pudieran llegar a recibir durante su viaje en caso de necesitarla: personal sanitario, hospitales cercanos, etc.

3. Políticas de flexibilidad. El tener la posibilidad de posponer y cancelar sin penalización puede marcar la diferencia entre reservar o no un viaje. Es probable que algunas personas quieran planear un viaje para septiembre, pero si para ese momento aún no se sienten seguros de hacerlo, querrán tener la posibilidad de reagendar con libertad.

4. Duración del trayecto. El turismo local está a la orden del día debido, entre otras cosas, a que las personas no quieren alejarse mucho de casa, ni pasar demasiado tiempo compartiendo con otras personas espacios relativamente reducidos. Por ello, se prevé que los viajes que realicen los turistas no superen las cuatro horas de duración.

5. Escucha activa. Los prestadores de servicios turísticos deben estar abiertos a realizar cambios constantes para ajustar su oferta a la evolución de las expectativas de sus visitantes. Hoy pueden sentirse seguros con ciertos procesos y mañana no, por lo que será necesario desarrollar una sensibilidad que permita flexibilizar la oferta a la demanda para satisfacer las necesidades de los clientes.

A la par de los aprendizajes adquiridos y los desafíos a enfrentar, los expertos señalan que no hay más remedio que reinventarse, ya que la forma en la que se gestionaba el turismo hace apenas algunos meses ha caducado. Si se logra un trabajo colaborativo, con certeza, el turismo será una de las actividades económicas que ayudará a los países alrededor del mundo a salir de la crisis financiera en la que los ha sumergido la pandemia.

Aquí puedes leer el artículo completo «Turismo desde cero, lo que hemos aprendido de la COVID-19«.

En colaboración con el Ayuntamiento de Madrid y con el patronazgo de una treintena de empresas, entre las que se encuentra LLYC, nace Madrid Futuro, una asociación sin ánimo de lucro con el objetivo de promover y alentar proyectos encaminados a la reactivación social y económica de Madrid tras la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19.

Madrid futuro trabajará en la reactivación social y económica a través de la sostenibilidad y la transformación digital de la ciudad centrándose en tres ejes: el español y la cultura; la salud y el bienestar, y el deporte.

En la iniciativa participan ya una treintena de grandes compañías y entidades sociales como: Acciona, ACS, Asterion Industrial Partners, BBVA, Banco Santander, Bankia, Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Madrid, Cáritas Española, CEIM, Club Atlético de Madrid, Endesa, FCC, Fundación COTEC para la Innovación, Herbert, Smith Freehills Spain, HP Printing and Computing Solutions, Iberdrola, Iberia, IBM Global Services España, KPMG, LLYC, Logista, Mckinsey & Company, Mutua Madrileña Automovilista, Naturgy, NH Hoteles, Quirón, Real Madrid Club de Fútbol, Sanitas, Telefónica de España y Tinkle.

Para José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de LLYC, «formar parte de un proyecto como Madrid Futuro es una muestra de nuestro compromiso y apoyo en la reactivación económica de Madrid, algo esencial tras la crisis derivada de la COVID-19″.

«Reimaginar el mundo post-COVID», el número 34 de la Revista UNO, que elabora IDEAS LLYC, el Centro de Liderazgo a través del Conocimiento de LLYC, está disponible desde hoy en su edición digital y en todos los idiomas de la firma (español, inglés, portugués de Brasil y de Portugal). Este número se anticipa a vislumbrar el futuro que nos deparará el mundo tras la pandemia en 16 artículos de opinión firmados por altos directivos de España, EE. UU. y Latinoamérica y renombrados representantes del mundo académico y científico a nivel internacional.

La revista recoge la opinión de 20 directivos y expertos de distintos países, que se aventuran a analizar qué retos afrontaremos en la nueva normalidad, abarcando desde la sostenibilidad hasta la salud, pasando por la política, el empleo, la formación, el nuevo rol de las empresas y sus CEO, la moda, las nuevas ciudades y el big data.

El panel completo de expertos que ha colaborado en la Revista UNO34 de LLYC está formado por Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes; Luz Rodríguez, doctora en Derecho y profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de Castilla-La Mancha; María Jesús Pérez, consejera delegada de ADAMS Formación y presidenta de la Fundación para la Calidad e Innovación de la Formación y el Empleo; Silvia Gold, presidenta de la Fundación Mundo Sano; Adriana Domínguez, presidenta ejecutiva del grupo Adolfo Domínguez; Miguel Pereda, consejero delegado y accionista de Grupo Lar y consejero de la socimi Lar España; Antonio Huertas, presidente de MAPFRE y FUNDACIÓN MAPFRE; Ramón Aragonés, consejero delegado de NH Hotel Group; Rodolfo López-Negrete Coppel, exdirector general del Consejo de Promoción Turística de México; Ana Ariño, exvicepresidenta ejecutiva y Chief Strategy Officer de la agencia económica de Nueva York; Gianfranco Biliotti, gerente de AMGEN en Colombia; María de Jesús Medina, doctora en Bioética y Jurisprudencia Médica; José Ignacio Santos, secretario del Consejo de Salubridad General de México; Bernardino León, investigador doctoral en Sociología en SciencesPo; Roy Cobby, doctorando en Humanidades Digitales en el King’s College de Londres; Juanma Zafra, codirector del máster en Data Science para Finanzas del CUNEF; Joan Navarro, socio y director del área de Asuntos Públicos de LLYC; Juan Cardona, director sénior del Área de Liderazgo y Posicionamiento de LLYC; Luisa García, socia y directora general de LLYC en España y Portugal; y Paco Hevia, director sénior del Área de Comunicación Corporativa de LLYC.

José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de LLYC, asegura que «el futuro de la nueva normalidad va a ser extraordinariamente abierto y necesita del esfuerzo de todos. Por eso, este número de la Revista UNO invita a hacer una reflexión plural, en la que participen todos los actores de la sociedad y colaboren tanto los poderes públicos como los privados«.

De nuevo, la prestigiosa artista visual Marisa Maestre se ha encargado de ilustrar las páginas de la Revista UNO. Más de una decena de originales composiciones acompañan al texto de esta última edición, una publicación que combina arte y conocimiento.